Web Hosting Lab

 

  

 

 

           

TARIC     

 

 

Ventajas fiscales y aduaneras genéricas de operar en zona franca


Con carácter general, y por considerarse las zonas francas áreas exentas de los efectos de la aplicación de la política comercial y arancelaria comunitaria, la entrada de mercancías procedentes de un tercer país se realizará sin tener que pagar derechos arancelarios de importación de la mercancía.

NO serán de aplicación, igualmente, impuestos indirectos ni impuestos especiales.

Pero las implicaciones de este proceder van más allá de la no aplicación de cargas impositivas. La simplificación de los trámites aduaneros que supone el hecho de no tener que presentar declaración previa a la entrada de las mercancías agiliza la gestión y mejora la rapidez de respuesta operativa.

Tampoco son de aplicación otras medidas de política comercial como restricciones, contingentes o cupos de entrada que estén vigentes en el resto del territorio comunitario. Almacenar la mercancía en zona franca a la espera de la apertura de los mercados para los productos afectados permite una respuesta inmediata a dicha posibilidad de importación al territorio comunitario.

La entrada de mercancía agrícola comunitaria en zona franca permite el cobro anticipado de las restituciones a la exportación.

El periodo de almacenamiento de mercancías en zona franca es ilimitado.

Durante el tiempo en que las mercancías permanezcan en zona franca, pueden ser sometidas a procesos de manipulación simple, como mezclas o divisiones, envasado y embalaje, marcado o extracción de muestras; se pueden transformar bajo control aduanero previo a su introducción en territorio de la Unión Europea; o bajo el régimen de perfeccionamiento activo previa a su reexportación.

A la salida de las mercancías de zona franca el destino definitivo de las mismas es libre.

Si las mercancías son reexportadas no pagarán en ningún caso derechos arancelarios comunitarios. Igualmente se puede decidir despachar la mercancía a libre práctica, no pagándose aranceles en este caso por las posibles mermas o por la porción de productos nacionales que intervengan en un producto final mezclado.

Al tratarse de un recinto cerrado, con control de accesos y vigilancia, con una estructura de polígono industrial y una urbanización completa se mejoran las condiciones generales de establecimiento de la empresa frente a cualquier otra ubicación en el exterior.

Ventajas especificas de la Zona Franca de Gran Canaria

Operar en la Zona Franca de Gran Canaria permite a la empresa tener la posibilidad de acogerse a un importante grupo de ventajas fiscales, aduaneras y logísticas que, unidas a los beneficios genéricos de operar en zona franca la convierten en el mejor destino posible para un amplio perfil de inversiones:

Ventajas Fiscales: 

Las empresas instaladas en la Zona Franca de Gran Canaria pueden acogerse al resto de beneficios del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF). Estos beneficios pueden concretarse en los siguientes puntos:

  • Posibilidad de ser empresa ZEC: La Zona Especial Canaria es un régimen de baja tributación, que permite a las empresas que cumplan determinados requisitos operativos, de inversión y empleo, tributar a tipos reducidos en el impuesto sobre beneficios. Las empresas ZEC tributan a tipos entre el 1% y el 5%, en lugar del 35% del régimen general en España. Todo el terreno de la Zona Franca de Gran Canaria está igualmente habilitado como suelo ZEC, y por consiguiente las empresas pueden optar igualmente por darse de alta como operadores dentro del citado régimen.
  • Posibilidad de acogerse a la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC). Las empresas establecidas en la Zona Franca de Gran Canaria pueden optar igualmente por dotar esta reserva para futuras inversiones, que permite una deducción de la base imponible del impuesto de sociedades de hasta un 90%.
  • Exenciones en el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y del IGIC – IVA para bienes de inversión.

Ventajas Aduaneras:


En la Zona Franca de Gran Canaria no es de aplicación la Condición de Orden Económico vigente en el resto de zonas francas comunitarias.
Esta condición impide en la práctica el abastecimiento de suministros y componentes procedentes de terceros países para realizar procesos de transformación bajo el régimen de perfeccionamiento activo en el interior del recinto de una zona franca comunitaria.
Al no ser de aplicación esta condición, en la Zona Franca de Gran Canaria se garantizan las mejores condiciones de abastecimiento internacional.

Si el destino definitivo que se da a la mercancía es despacharla para su libre venta en Canarias no será de aplicación el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). En su lugar se aplica el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario), impuesto equivalente pero que grava las mercancías a tipos reducidos

Ventajas Logísticas:


La estratégica ubicación geográfica de Gran Canaria y la importancia logística de su puerto principal, el Puerto de la Luz, y de su aeropuerto internacional, convierten a la isla en un enclave privilegiado para el desarrollo del comercio triangular, las relaciones comerciales Europa – África – América, y el comercio Sur – Sur.

Consorcio de la Zona Franca de Gran Canaria 

C/ Andrés Perdomo, s/n35008 - Las Palmas de Gran Canaria

Tlf: 0034 928 327 316  Fax: 00 928 327 317  Email: info@zonafranca.org